El canto de la bruja

El canto de la bruja

"Una voz me susurra, y llega muy lejana…
Entonces salgo a fuera, con el diente de león,
la salvia y la milenrama.
Sus brotes y sus flores se están abriendo,
con el rocío de la mañana,
Me cantan cantos de vidas, de virtudes,
y de cosas que ellas sanan.

En la montaña me entrego, a esta árdua tarea,
Con talante alquímico, antiguo y orgánico,
bajo la brisa mañanera,
Me cantan cantos, de sus energías, sus sutilezas,
y su sentir de otra manera,
sobreviene el llanto cuando te gritan profundamente,
y te entregan…

A lo lejos me cuidan las ramas de la encina, la madreselva,
el olivo y el tejo.
En el campo aprendo, junto al río,
y adentro del profundo bosquejo.
Son susurros que entretejen cantos de atemporalidad,
y parecen lejos!
Pero yo los tomo, los hago míos, los integro,
los transformo y agradezco…

Agradezco al sol de la mañana, al frescor del rocío,
al río y al viento!!

Y por mucho tiempo que me lleve, oiré y cantaré el canto de la bruja,
a la que algunos temen…
Son otros tiempos ahora! Algunos quedaron en sombras!
Ahora es tiempo de que nos sueñen,
De que volvamos al susurro, a las manos, a la tierra y al fuego;
al agua incluso cuando llueve,
Los silencios hablan, el conocimiento llama, la llama no se apaga,
para el alma que aún siente!

Tiempos nuevos, con ecos de ancestros, que adentro nuestro,
su voz, en el caldero hierbe.
Hoguera de alquimia, de magia, de visiones y misiones lejanas ,
que aún se mantienen…
Volver a la tierra! al bosque, al fuego, y al silencio;
a los hilos que entretejen, profundas realidades que muchos,
ya no temen…

El canto de la bruja que enseña, uno al final aprende,
y mientras entretiene…
A las almas que se limpian, que se escuchan, que se sanan,
y se sienten,
A los corazones bombeantes, de alegría, de misterios,
y que no se mienten,
Susurra y canta hermosa bruja, por el pasado y el presente,
canta hermosa bruja, ahora y siempre!!"

Selva María González Fernández